Dormir bien, vivir mejor

Descubre qué puedes hacer para descansar bien y que el cuerpo, mediante el sueño, se recupere del día.

Claves para que el sueño sea reparador

Dormir es tan necesario para el cuerpo humano como beber o comer. Sin embargo, no siempre le damos esa importancia y luego no podemos rendir bien porque llevamos mucho cansancio acumulado. El estilo de vida que llevamos actualmente genera unos niveles de estrés y ansiedad que, aunque se pudiera disponer de las ocho horas de sueño, no permiten que esas horas sean realmente reparadoras.


La cuestión es qué se puede hacer para descansar bien y que el cuerpo, mediante el sueño, se recupere del día. Y existen recursos para lograrlo:

  • Mantener un horario. En la medida de lo posible, es importante tener una hora en la que acostarse y una hora para levantarse y mantenerla incluso los fines de semana para que el cuerpo coja esa rutina.
  • Dormir a oscuras. La oscuridad hace que el cerebro segregue melatonina y sea más fácil conciliar el sueño y que éste sea de calidad.
  • Nada de pantallas justo antes de acostarse. La clave anterior y esta van de la mano. Si vemos televisión hasta tarde o pasamos mucho rato delante del móvil o la tablet antes de ir a dormir al cerebro le cuesta mucho más tiempo relajarse de esa actividad y predisponerse para el sueño.
  • Hacer algo relajante antes de dormir. Leer o hablar sobre cómo ha ido el día con los familiares ayudan a que el cuerpo y el cerebro vayan poco a poco bajando el nivel de estrés del día. De este modo, al acostarse se reduce el tiempo para conciliar el sueño.
  • Ejercicio sí, pero moderado. Tener una rutina de ejercicios antes de acostarse también favorece el paso a un estado más relajado y propicio para dormir. Eso sí, siempre y cuando no sea ejercicio intenso.
  • Ingerir en la cena alimentos ricos en triptófano. Este aminoácido es imprescindible para la síntesis de la melatonina, que es la hormona que regula el ciclo del sueño y vigilia, y no lo produce el cuerpo por lo que es necesario incluirlo en la dieta. Tomando en la cena alimentos con alto contenido en triptófano como pavo, huevo, frutos secos, plátano, pescado azul, cereales como la avena, el arroz o el amaranto, o semillas como las de calabaza, girasol o sésamo ayudamos al cuerpo a predisponerse para el sueño.
  • Nada de cenas copiosas. Llenar el estómago en exceso e irse rápido a dormir es contraproducente y dañino para el cuerpo por lo que lo ideal es una cena suave y, además, esperar unas dos horas antes de acostarse.

Además, si te hace falta, disponemos en Saludavida de productos naturales que te ayudarán en los días más complicados, como Triptófano Fuerte o Balanatium.

Contacta con nosotras

Mándanos un mensaje y te responderemos a la mayor brevedad. También puedes llamarnos al teléfono de la tienda, el 946 85 35 59

Muguru, 2 48960 Galdakao

(+34) 946 85 35 59

saludavida [@] saludavida.com

ESTAMOS DE VACACIONES

VOLVEMOS EL 1 DE SEPTIEMBRE

Puedes seguir navegando por nuestra web, pero no puedes comprar…. 

Disculpa las molestias y ¡hasta pronto1